Ética e investigación.

La investigación científica puede ser conceptualizada de maneras diferentes en todos los campos de la medicina, pero su rasgo característico es el método científico. 
(más…)


Potenciales evocados auditivos del tronco.

Son más estables a cambios anestésicos, no así a cambios de temperatura. Se debe avisar de cualquier retraso en la latencia de la onda V mayor de 0,3 ms, sobre todo si se sigue de una disminución de la amplitud.
(más…)


Hematología y ultrasonido.

La imagen por ultrasonido ha evolucionado como una gran herramienta que facilita procesos de diagnóstico y tratamiento. 
(más…)


Tracción lumbar.

La terapia de descompresión o tracción de la columna vertebral se ha utilizado con éxito desde hace muchos años en la medicina. 
(más…)


Potenciales evocados somatosensoriales

Hay que tener en cuenta que son muy sensibles a determinados anestésicos, la situación de profundidad anestésica, hipotensión arterial, temperatura corporal y artefactos producidos por coagulación bipolar, motores de alta revolución, etc. Es perentorio hacer un control basal preanestésico, así como antes de comenzar la intervención quirúrgica, tras colocar definitivamente al paciente en la posición quirúrgica.
 
La utilización de registro bilateral de PESS ayuda a determinar si la alteración es focal y probablemente debida a maniobras quirúrgicas, o bien si es global y probablemente debida a alguna de las causas mencionadas con anterioridad.
 

En general, una disminución de más del 50% en la amplitud del complejo N20/P30 o un aumento superior al 10% en la latencia se deben considerar signo de alarma y ha de avisarse al cirujano. La pérdida de la respuesta ha de corroborarse con la indemnidad de los electrodos y la estabilidad anestésica. En estos casos el cirujano ha de intentar no continuar las maniobras quirúrgicas y cambiar de lugar de actuación lo más pronto posible.
La desaparición completa, si el cirujano deja de actuar de inmediato, puede ser reversible a los 20-30 minutos.
 


Dolor de espalda baja.

La columna vertebral es una estructura compleja que da soporte al tronco y protege a la médula espinal. Las vértebras y los discos intervertebrales actúan para amortiguar y neutralizar los impactos que recibe la estructura completa.
Conforme aumenta la edad, músculo, hueso y discos sufren cambios que de forma general condicionan una pérdida de la elasticidad de los tejidos y disminución de la flexibilidad  de la columna lumbar además de la capacidad para absorber diferentes tipos de impacto y que pueden condicionar la aparición de dolor de espalda baja. El dolor de espalda baja, causa no solo problemas físicos en la población afectada sino también problemas de índole social, financiero, ocupacional y de relaciones interpersonales. Hasta el 80% de los adultos de 50 años y más sufren cuando menos un episodio en la vida de dolor de espalda bajo, aunque no se excluye a los pacientes jóvenes para presentar dicha patología. Hasta el 90% de los pacientes afectados, pueden ser tratados de forma conservadora y tener una respuesta favorable a la terapia física y el tratamiento farmacológico con capacidad para reintegrarse a la totalidad de sus actividades cotidianas. Diferentes series de revisiones refieren que de los pacientes que presentan dolor de espalda baja pueden requerir cirugía hasta en 10-20% de los casos. Con los avances tecnológicos cada vez es ofrecer a los pacientes mejores criterios clínicos, neurofisiológicos y de imagen para el diagnóstico correcto de su patología y ofrecer las soluciones clásicas y de avance tecnológico en el tratamiento de cada una de estas patologías. Conoce en Med Rent las alternativas en equipamiento para tratar a tus pacientes con dolor de espalda baja.


Normatividad en establecimientos de rehabilitación

Surgen siempre dudas sobre la posibilidad y la capacidad de un profesional independiente al planear un negocio propio enfocado a cualquier área médica y paramédica. 
(más…)


Metodología

La manera en que se ha de llevar a cabo la MNIO va a depender de varios factores:
Medios técnicos. Lo ideal es contar con capacidad de realización simultánea de PEAT, PESS y PEM bilaterales, así como EMG (20 canales). Se debe tener en cuenta que en casos muy complejos hay que monitorizar también los pares craneales de forma bilateral.
 

A esto hay que añadir la posibilidad técnica de recoger la imagen del vídeo microquirúrgico y los datos de monitorización anestésica.

  • Interés y experiencia del equipo de neurofisiología.
  • Conocimiento de la situación basal del paciente. Para lo que es imprescindible que en el preoperatorio inmediato se le haya realizado una exploración exhaustiva, que incluya los potenciales evocados y EMG

de posibles pares afectados. Esta exploración preoperatoria basal tiene varias ventajas:

  • El propio paciente conoce la calidad de la intervención que se va a llevar a cabo.
  • El neurofisiólogo se familiariza con el caso y detecta posibles lesiones establecidas, así como las respuestas específicas de cada paciente a estos tests.

Coordinación entre neurofisiología, neurocirugía y neuroanestesia. En numerosas ocasiones hay que mantener períodos importantes de anestesia sin relajantes musculares, así como utilizar determinados agentes anestésicos que no afecten a la calidad de registro de los potenciales evocados.

Continua retroalimentación en la información entre el neurofisiólogo y el neurocirujano.

 Diseño de la monitorización. Antes de colocar al paciente, el neurocirujano y el neurofisiólogo han de intercambiar opiniones acerca de la intervención quirúrgica, vías de abordaje que se van a utilizar, tipo de patología, etc. Es extremadamente importante disponer de mapas del tronco cerebral, de manera que tanto en neurocirugía como en neurofisiología sepan los pasos planeados en la intervención quirúrgica y las vías de aproximación a la lesión.

 
Esto último es esencial en la cirugía de lesiones intraparenquimatosas en el tronco cerebral. Es el caso, por ejemplo, del mapeo del suelo del IV ventrículo o el conocimiento de la zona de entrada para acceder a la tumoración o la malformación vascular, de manera que se penetre a través de la región menos importante funcionalmente.

Para mayor información de Cadwell IOMAX, contáctanos.
Visita nuestro sitio Monitoreo Intraoperatorio.


Monitoreo intraoperatorio multimodal en cirugía de fosa posterior

En el momento actual la MNIO tiene un alto potencial de control de funciones en tiempo real.
(más…)


Ultrasonografía Fetal

¿Quién no se ha conmovido con las imágenes de un bebé por nacer en una foto 3D?
(más…)