Magnetoterapia, usos clínicos e investigación.

Siempre que se aplica una fuerza mecánica sobre un tejido, se pueden modificar las características del mismo en estructura, función celular, además de los eventos internos a nivel molecular y genético.
 La magntetoterapia como modalidad terapéutica, está teniendo un aumento en el interés de sus aplicaciones como estrategia para la modulación de la fisiología celular: tanto en la aplicación sobre biomateriales como directamente sobre tejidos lesionados del aparato músculo-esquelético incluyendo los tendones. Ya que con anterioridad no se había estudiado del todo la posibilidad de tales efectos, actualmente se está estudiando de forma más amplia las aplicaciones de la magnetoterapia sobre cultivos de tendón humano para observar las características de crecimiento del mismo con resultados promisorios en la tenogénesis ante la exposición a campos magnéticos de baja frecuencia sumándose a conocimiento previo de que la exposición a magnetoterapia aun en frecuencias altas y periodos de exposición prolongadas, no comprometen la viabilidad del tendón y que además participa en la reducción de la liberación de sustancias pro-inflamatorias, particularmente de interleucinas y de modular la actividad y expresión de algunos genes para promover la regeneración del tendón.
De manera más convencional en las aplicaciones tradicionales, la magnetoterapia es una alternativa coadyuvante en el tratamiento del dolor de pacientes con diagnóstico de fibromialgia, se ha abordado pacientes con tratamientos con magnetoterapia de extremadamente baja frecuencia en programas intensivos cortos de poca duración (10 a 12 sesiones administradas dos o tres veces por semana).
Acércate a Med Rent para conocer más sobre las soluciones en magnetoterapia que tenemos disponibles.
Paolucci t. J Rehabil Res Dev. 2016;53(6):1023-1034
Pesqueira T. Sci Rep. 2017 Sep 8;7(1):10948


Envejecimiento exitoso

El envejecimiento saludable y la longevidad extrema son objetivos a conseguir para algunas personas, sin embargo, para muchos. La edad está acompañada de un pobre estado de salud. 
Longevidad, es un término limitado a la unidad de tiempo que vive un individuo, mientras que envejecimiento saludable se refiere a la “esperanza de salud”. La mayor parte de las razones asociadas a la longevidad, se relacionan con factores ambientales ya que solo del 15-30% de la esperanza de vida y salud son heredables. La preservación de la cognición, es uno de los grandes componentes de la autonomía y autodeterminación de los adultos mayores. En el envejecimiento normal, se observa declinación de funciones como la velocidad de procesamiento, la memoria, el lenguaje, la función visoespacial y las funciones ejecutivas. Si además se considera la posibilidad de presentar enfermedades neurodegenerativas relacionadas con la edad, el deterioro cognitivo es más evidente en etapas más tempranas.  Para el adulto mayor y su familia, la correlación entre el estado físico general y la percepción de calidad de vida relacionada con la salud es mejor tolerada y califica mejor en instrumentos de medición de estos parámetros que en aquellos adultos mayores en los que a pesar del buen estado físico, se presentan alteraciones de tipo cognitivo.
En Med Rent ofrecemos soluciones a entrenamiento de funciones cognitivas para adultos mayores que presentan declinación fisiológica de funciones cognitivas y para aquellos pacientes que por enfermedad neurodegenerativa presentan afección leve o moderada de estas funciones.
Wiener. PLoS One. 2018 May 24;13(5)
Kazazi et al. Electron Physician. 2018 Apr 25;10(4):6663-6671