Electromiografía de superficie

La electromiografía de superficie (EMGS) es una herramienta fundamental, no invasiva, para el análisis de la actividad muscular y nos ayuda a comprender el papel de determinados músculos tanto en reposo como en movimiento. La EMGS es cada vez más importante en el deporte, la ergonomía y la rehabilitación.

 

La EMGS mide el potencial eléctrico presente en la superficie de la piel como consecuencia de la contracción muscular. El voltaje es detectado mediante electrodos que se colocan en la piel. Mide la actividad eléctrica durante la contracción muscular y la relajación. Nos indica qué músculo está activo durante el movimiento o la postura. Además, nos muestra cómo actúan unos músculos en coordinación con otros.